Canta Irlanda, de Javier Reverte

canta irlanda javier reverte reseña la ruta de los libros blog

Portada de la edición de bolsillo.

Hoy os traigo una reseña un poco distinta de las habituales. Lo es porque hoy no se trata de una reseña de una novela, como suelo hacer, sino de un libro de viajes. Ese libro es Canta Irlanda, de Javier Reverte, el que seguramente es el autor español de libros de viajes más reconocido. El libro se publicó el año pasado, pero ha sido hace un par de meses cuando ha salido la edición de bolsillo, que es la que he leído. Según cuenta el autor en el libro, este se basa en un viaje por la isla realizado en 2004. En aquel momento el proyecto de escribir el relato de ese viaje quedó abandonado, pero en 2012 se trasladó de nuevo a Irlanda para desde allí mismo, y con las notas del viaje de 2004, dar forma al libro.

Como comenté en la entrada del otro día en que anunciaba que estaba leyendo este libro, lo que me atrajo de él en primer lugar fue ver que concedía una gran importancia a la literatura como eje conductor de su periplo por la isla. Reverte constata que los irlandeses, quizá por su afición a las baladas cantadas a coro en los pubs y quizá también por el papel que muchos escritores jugaron en la lucha contra la dominación inglesa, sienten un especial apego por sus literatos, apego que desde luego es desconocido en estas latitudes más meridionales. El autor se da cuenta de que cualquier irlandés, aunque probablemente no los haya leído directamente, habla con admiración y respeto de James Joyce, de William B. Yeats o de Patrick Kavanagh, por poner tres ejemplos, y los considera un orgullo nacional. Incluso no es raro encontrar en Irlanda pubs decorados con las fotos de los más admirados escritores de la isla. En consonancia con esto, Reverte dedica buena parte del libro a hablarnos de autores como los tres ya citados, pero también otros como Jonathan Swift, el autor de Los viajes de Gulliver, Oscar Wilde, Samuel Becket, Brendan Behan, George Bernard Shaw o Seamus Heaney, el último Premio Nobel irlandés. La vinculación de algunos escritores con una región del país sirve al autor para ir desgranando, a medida que avanza en su trayecto, historias, anécdotas y valoraciones sobre ellos. El Dublín de James Joyce, por ejemplo, o el vínculo de W. B. Yeats con el condado de Sligo, al que también se conoce como Yeats Country, son algunos ejemplos de ello.

El-hombre-tranquilo john ford canta irlanda javier reverte la ruta de los libros reseña blog

Cartel de la película El hombre tranquilo (John Ford, 1952).

El germen de la fascinación del autor con la Isla Esmeralda se encuentra, según él mismo cuenta, en su amor hacia la famosa película El hombre tranquilo, protagonizada por John Wayne y Maureen O’Hara y dirigida por John Ford en 1952. La película narraba, en clave de comedia con toques dramáticos, el regreso a su pueblo irlandés natal de un boxeador retirado que había hecho carrera en América –como tantos irlandeses forzados a la emigración por el hambre y la falta de expectativas- y su tortuosa historia de amor con una joven de la localidad. La carta de amor que Javier Reverte dirige a Maureen O’Hara, la actriz protagonista del filme, es uno de los momentos más emotivos de este Canta Irlanda.

Reverte recorre la isla en tren, autobús, coche, y nos transmite el sabor de las conversaciones casuales con las gentes con las que se encuentra, durante los trayectos y en pubs y hoteles. Algo que me ha gustado de este libro es que creo que mezcla en una proporción adecuada la descripción de paisajes y ciudades –que no llega a ser tan detallada que resulte abrumadora o aburrida- con los relatos de las pequeñas anécdotas del viaje así como las evocaciones literarias o históricas, que también abundan en el libro. Tratándose de un país con una historia política convulsa, como es Irlanda, la narración de la colonización inglesa de la isla desde la Edad Media y la paralela lucha de los irlandeses por recuperar su independencia –que no se conseguiría hasta 1922, tras una guerra de tres años contra el ejército británico-, es lógico que lo histórico y lo político ocupe un lugar destacado en este relato. Escanciados a lo largo del libro, para no resultar pesados, el autor va narrando los principales episodios del conflicto entre una población autóctona mayoritariamente católica y la minoría de origen inglés protestante que detentó el poder político y poseyó la mayor parte de las tierras durante siglos. Respecto a esto, me parece que de alguna manera Reverte nada y guarda la ropa, en el sentido de que por una parte parece admirar y defender la lucha de los irlandeses por la libertad nacional a la vez que expresa a menudo reticencias frente al nacionalismo que, en mi opinión, seguramente deben leerse más en clave interna española que no irlandesa. Una pequeña crítica que le haría al autor es que en muchas ocasiones hace un uso incorrecto de los términos inglés y británico y de los topónimos Inglaterra, Gran Bretaña y Reino Unido, que confunde a veces.

A lo largo de todo el libro las baladas irlandesas, omnipresentes en los pubs, cantadas a coro por los parroquianos, sobre todo a medida que la cantidad de pintas de Guiness o Kilkenny consumidas aumenta, son una presencia constante. Le sirven al autor para ilustrar algunos aspectos de la idiosincrasia irlandesa y también para rescatar viejas leyendas y relatos más o menos históricos, que van completando su narración. A través de las baladas se constata la presencia aún hoy de ese imaginario legendario de origen céltico, pero también y sobre todo el recuerdo a los considerados héroes nacionales, en particular a aquellos que murieron en el enfrentamiento con el gobierno británico. Irlanda ha sido hasta hace poco un país castigado por la pobreza y la penuria, y mucho de eso se refleja todavía en sus canciones populares, y lo recoge Javier Reverte en este libro. El relato de la Gran Hambruna que asoló el país a mediados del siglo XIX, debida a una plaga que asoló los cultivos de patata, de los que la alimentación de los irlandeses dependía en exceso, combinada con malas prácticas de los terratenientes, constituye uno de los episodios más negros en la historia de la isla. El autor, sin embargo, hace hincapié en cómo el país se ha modernizado y ha salido adelante económicamente, e incluso constata un cambio a mejor entre los dos viajes que enmarcan este relato, el de 2004 y el de 2012.

james-joyce dublin canta irlanda javier reverte la ruta de los libros blog reseña

Escultura dedicada a James Joyce en las calles de Dublín.

En definitiva, Canta Irlanda es un libro muy recomendable para todo aquel que, como me sucedía a mí, sienta un interés por esta isla situado en el extremo occidental de Europa. A través de sus páginas el autor nos proporciona una información histórica, geográfica y literaria contada de manera muy amena, a la vez que nos divierte con las pequeñas anécdotas de su viaje y logra hacernos empatizar con su propio personaje de viajero inquieto.

Si te ha interesado esta reseña, compártela en las redes sociales con los botones que encontrarás más abajo o deja un comentario. ¡Gracias!

Título: Canta Irlanda: un viaje por la Isla Esmeralda

Autor: Javier Reverte

Editorial: DeBols!llo (Penguin Random House)

Año: 2015 (ed. original: 2014)

ISBN: 9788490624517

Nº de páginas: 376

Anuncios

13 comentarios en “Canta Irlanda, de Javier Reverte

  1. Pingback: Recapitulando la semana #2 | la ruta de los libros

  2. Pingback: Para acabar con Eddy Bellegueule, de Édouard Louis | la ruta de los libros

    • Este también está muy bien, y ahora en estas fechas si no puede unoo viajar físicamente, pues a leer libros de viaje 🙂 Un saludo y ¡gracias por pasarte!

      Me gusta

  3. Me encanta Reverte y me encanta Irlanda. He leído bastantes libros de este autor y las descripciones de los lugares que visita son tan buenas que parece que es uno mismo quien está haciendo el viaje. Además al salpimentar el itinerario con historias y anécdotas de la zona correspondiente la lectura es muy amena.
    Estaba dispuesta a leer el libro pero después de tu reseña ya no tengo ninguna duda.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    • Yo era el primer libro de Reverte que leía, pero no tengo duda de que iré a por más. Me llama especialmente Corazón de Ulises, el que relata un viaje por Grecia. Un saludo y gracias por la visita. ¡Nos leemos!

      Me gusta

  4. Pues coincido contigo: un gran libro de viajes. Literatura, música, política, historia, naturaleza, todo hilado con mucho tiento. En ningún momento aburre y deja con ganas de más. De hecho, yo todavía sigo buscando por Internet canciones y poemas presentes en el libro y fotografías de los parajes (destacaría los acantilados de Moger y las islas de Aran).
    Un saludo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s